Health

Resfriado común: causas y prevención


Como es habitual, con la llegada del otoño-invierno bajan las temperaturas y aumenta la humedad en el ambiente. Estos factores, junto con otra serie de condiciones meteorológicas, hacen que aumente la circulación de los virus causantes del resfriado común o catarro, una de las enfermedades más extendidas y que se repite cada año.

A pesar de que conocemos diferentes remedios populares para prevenirlo y tratarlo, lo cierto es que, tarde o temprano, muchos acabamos en la cama con un buen catarro. Además, recientemente, se ha observado un empeoramiento de los síntomas de las infecciones respiratorias comunes en esta época invernal. Pero ¿por qué ocurre esto? Conoce la respuesta en este artículo y descubre los consejos de nuestros expertos para prevenir y sobrellevar el resfriado.

Mitos y verdades sobre el resfriado común

No te creas todo lo que se dice sobre el catarro: ni está causado por el frío ni los antibióticos lo curan. Estos son los dos bulos más extendidos entre la población. La doctora María Dolores Rodríguez García, especialista en Atención Primaria y Medicina Familiar del Hospital La Luz, nos explica que “muchas personas siguen tratando los resfriados con antibióticos, o piensa que el frío en sí mismo es la causa del catarro”, pero estas creencias no son del todo ciertas.

Por un lado, la causa del resfriado no es el frío, sino los virus. “Lo que ocurre es que las bajas temperaturas facilitan la transmisión de los más de 200 tipos de virus que pueden ser responsables de esta patología”, señala la experta.

Prevenir el resfriado

Y es que, aunque podemos agarrar un resfriado en verano, es más probable que se produzca en los meses de frío, ya que las condiciones meteorológicas favorecen la propagación de los virus. Igualmente, debemos de tener en cuenta que estos virus cambian de características con cada nueva estación, por lo que es difícil que el organismo adquiera inmunidad permanente contra ellos.

Otro falso mito hace referencia al uso de antibióticos como tratamiento del resfriado, pero esto es un error. En realidad, estos fármacos actúan contra las bacterias y, por lo tanto, no eliminan los virus causantes de infecciones virales, como el catarro.

¿Los resfriados son ahora más fuertes?

En invierno, es habitual que aumente la incidencia de infecciones de origen vírico, como el resfriado común y la gripe. Pero este año se ha observado un empeoramiento de sus efectos. ¿Por qué ocurre esto?

La principal razón es la coexistencia de los virus de la gripe, de la Covid y de otras infecciones respiratorias. Entre los más comunes se encuentran el virus sincitial respiratorio, que causa la bronquiolitis en bebés y la neumonía en adultos; el rinovirus, responsable de los catarros; la influenza, que origina la gripe; el coronavirus, que provoca la Covid, y los adenovirus.

En más detalle, la doctora Lucía Diaz Cañaveral, especialista en Neumología del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, nos explica que “la coexistencia entre virus respiratorios agrava notablemente los síntomas de cualquier resfriado o gripe“. Por eso, “es posible estar contagiado de gripe, Covid, y, a su vez, presentar neumonía como complicación”, apunta la experta.

Igualmente, la bajada de temperaturas y la eliminación del uso de las mascarillas también han influido en este agravamiento de los síntomas, ya que favorecen la circulación de los virus. “Esto ha conllevado en las últimas semanas a los 213 casos de gripe por cada 100.000 habitantes, siendo los mayores de 79 años los que tienen un mayor riesgo de hospitalización por complicaciones derivadas de la infección respiratoria”, confirma la doctora.

Hay que añadir que los niños de menos de 5 años, especialmente los menores de 3, presentan la tasa más alta de infecciones respiratorias en España. “Como consecuencia de no haber estado en contacto anteriormente con ningún virus respiratorio debido al confinamiento y al uso obligatorio de mascarillas en la mayor parte de sitios”, matiza la doctora.

Por eso, la neumóloga nos recomienda la vacunación de la gripe este año “más que cualquier otro”, sobre todo en mayores de 75 años y personas con enfermedades respiratorias crónicas o inmunodeprimidas. También es aconsejable que tengan la pauta completa de vacunación para Covid y Neumococo.

Diferencias entre resfriado y gripe

Aunque comparten algunos síntomas, el resfriado y la gripe no son lo mismo. La gripe se contagia por un virus a través de la tos, los estornudos u objetos contaminados. Suele aparecer de forma repentina y tiene una duración mayor que el resfriado. Además, los síntomas gripales se presentan con mayor gravedad, por lo que esta enfermedad sí cuenta con un tratamiento y una vacuna preventiva.

En cuanto al resfriado común, se trata de una infección vírica de las vías respiratorias superiores que puede estar originada por virus distintos. Por el momento no existe vacuna para prevenirlo ni un tratamiento específico para tratarlo, por lo que se suele recomendar descanso y algunos fármacos para aliviar el malestar. Se contagia por contacto con las mucosidades de las personas enfermas y, aunque generalmente no presenta complicaciones, en algunos casos puede derivar en una sinusitis, una bronquitis, una neumonía o una otitis.

5 reglas para prevenir el resfriado

Los expertos de la Unidad de Medicina familiar de La Luz nos ofrecen algunos consejos para tratar de escaparnos del resfriado este otoño-invierno:

  1. Lavarnos las manos con frecuencia.
  2. Evitar tocarnos la boca, nariz u ojos con las manos sucias o después de haber manipulado objetos ajenos.
  3. Mantener limpios nuestros dispositivos personales, como el móvil, o de trabajo que compartimos como el teclado o el teléfono.
  4. Ventilar con asiduidad las estancias, sobre todo las habitaciones en las que se concentran un gran número de personas.
  5. Evitar el contacto con personas contagiadas o con síntomas; y en caso de detectar algún indicio de resfriado, proteger a los demás.

Cómo tratar el resfriado común

Si al final nos hemos acabado contagiando, ¿qué podemos hacer para sentirnos mejor?

  • Evitar automedicarnos con antibióticos. La doctora Rodríguez asegura que hacerlo puede “provocar un mayor debilitamiento del sistema inmune y crear resistencia que mine la efectividad de este fármaco cuando sea necesario”.
  • Consultar la toma de analgésicos y antiinflamatorios, que pueden ayudarnos a minimizar los síntomas.
  • Usar de descongestionantes nasales sin excedernos. Pueden ayudarnos, pero no debemos excedernos con su uso, ya que “tienen efecto rebote, por lo que no conviene usarlos más de dos o tres días seguidos”, apunta Rodríguez.
  • Hacer lavados nasales con suero fisiológico. También resultará muy agradable.
  • Evitar el tabaco, ya que su humo irrita las mucosas de las vías respiratorias y hace que sea más fácil que entren virus y bacterias.
  • Llevar una dieta equilibrada, rica en vitaminas y minerales. ¡Apúntate las vitaminas que previenen el resfriado!
  • Hidratarnos bien.
  • Descansar nos ayudará a sentirnos mejor.
  • Evitar contagiar a otras personas, tapándonos la boca y nariz al estornudar, lavándonos bien las manos y manteniendo una distancia prudencial al estar cerca de ellos.

Related posts

Perder peso con una dieta personalizada, más fácil que nunca

franzwmejiav@gmail.com

6 tratamientos exprés para lucir tu mejor cara en Navidad

franzwmejiav@gmail.com

Esta Navidad, acierta con los juguetes

franzwmejiav@gmail.com

Leave a Comment